viernes, 11 de julio de 2008

"LA AUTOESTIMA DE LOS NIÑOS CON PROBLEMAS"


Aquellos niños considerados “problema”, están mucho más vulnerables a sufrir una baja autoestima porque constantemente están frecuentando la frustración, fracaso y el no logro. “Todos sabemos que uno de los trabajos más importantes de un niño es estudiar, pero si sobrelleva algunas dificultades como déficit atencional o hiperactividad, ciertamente su aprendizaje será más pobre y comenzará a generar un vínculo vicioso”. En estos casos si no existe un profesor que crea que ese estudiante se la puede, entonces será aún más complicado para el niño. Por eso, recomendamos a los docentes la prudencia, es decir, tener conciencia en que hay momentos que es mejor callar porque las palabras pueden ser muy hirientes para el niño. Lo mismo sugerimos a los papás y les aconsejamos que, cuando estén bajo presión, y por ende más irritables, eviten hacer comentarios que puedan afectar a su hijo.Los factores más comunes que gatillan una baja autoestima en los niños son las críticas, la poca tolerancia al fracaso, tareas que no corresponden a la edad y el ser ridiculizados. También el estar expuestos a una alta exigencia, a muchos castigos físicos y sicológicos, a situaciones límites y tener padres sobreprotectores que además predican el perfeccionismo.Cuando se le exige a un niño de acuerdo a sus propias capacidades no hay problema, pero cuando la exigencia es para satisfacer las expectativas como papá o profesor, lo que haga el niño nunca será suficiente”.